Las cuentas de Sebastián y Natalia: Los millonarios traspasos y depósitos en efectivo que indaga la fiscalía

0
24

El 21 de diciembre de 2012, Sebastián Dávalos Bachelet hizo que sus negocios familiares quedaran en la mira de la opinión pública. Distintos medios de prensa esperaban a su madre, la entonces secretaria general de ONU Mujeres, Michelle Bachelet,  en su casa de La Reina Alta, cuando el hijo mayor de la ex mandataria llegó al volante de un Lexus descapotable negro del año, con un avalúo en la época de 27 millones de pesos.

Dávalos Bachelet había dejado ese año de ser funcionario público y había iniciado funciones a honorarios para Caval, la compañía de su esposa, Natalia Compagnon Soto y de Mauricio Valero Illanes que se encuentra investigada por diversos ilícitos en la compra de 44 hectáreas en Machalí. La información entregada por el Servicio de Impuestos Internos al fiscal regional de Rancagua, Emiliano Arias, en el oficio secreto 245 del 29 de noviembre de 2017, consigna que Dávalos Bachelet prestó servicios entre el 7 de marzo de 2012 y el 3 de julio de ese año a esa compañía, primero por conceptos de asesorías comunicacionales y luego por trabajos para la “Fundación” del empresario Gonzalo Vial Concha por un monto bruto total de $11.666.667.

Esos son, entonces,  los recursos que recibió por sus funciones declaradas. Luego fue contratado y asumió como Gerente de Proyectos.  Aquí, según detalla el Informe Pericial de Análisis Financiero Contable 005-2018 de la Dirección de Investigación del OS9 de Carabineros, al que tuvo acceso exclusivo La Tercera PM y que está en poder de las partes involucradas en la causa, hay movimientos financieros sospechosos.

 

Carabineros efectuó un estudio de los ingresos y egresos de Dávalos Bachelet y Compagnon Soto, entre los años 2011 al 2015, que incluyó movimientos de cuentas, cheques digitalizados, cuentas corrientes, líneas de créditos, trasferencias enviadas y recibidas, depósitos a plazo, préstamos bancarios, depósitos en efectivo y compra venta con mutuo hipotecario de los Banco Santander, Security y de Chile.

Los resultados muestran que el vínculo del cientista político con Caval se mantuvo en 2013 y en 2014, años en que recibió $44 millones provenientes de la compañía, además de los más de 10 millones líquidos correspondientes a sus remuneraciones por sus asesorías para una Fundación de Hipoterapia y un Museo de Caballos que Compagnon ofreció a Vial Concha,  y que figura en las glosas del SII.

En todo el periodo analizado, además, consignó $28 millones en depósitos en efectivo, cuya procedencia hasta el momento no logra ser explicado. El análisis no incluye los antecedentes de la cuenta de Dávalos Bachelet en el banco Bice, que también fue requerida.

Danza de millones

La información detallada es la siguiente. En la cuenta del Banco Security de Dávalos Bachelet se reflejan una serie de transferencias desde la cuenta del Banco Santander de Caval. Así, desde octubre a diciembre del año 2012, Dávalos recibió cuatro transferencias por un total de $8.427.659; de febrero a diciembre de 2013, once transferencias por $28.159.180 en total; y de enero a febrero de 2014, tres transferencias que suman $8.325.746. En todo ello, no hay sorpresa. En abril de 2015, Dávalos aseguró al Ministerio Público que su salario era de $2.800.000 líquidos.

En tanto, en el año 2012 el cientista político registró depósitos en efectivo cuya procedencia se desconoce. Ese año fueron $16 millones; en 2013, $8.655.401; y en 2014, $3.760.830.

También hay otras transacciones de carácter familiar. Entre los años 2012 a 2015, Sebastián le transfirió a su mamá, Michelle Bachelet, un total de $16 millones. Se trata de montos constantes de alrededor de $350 mil correspondientes a un arriendo. Las únicas transacciones diferentes corresponden al 8 de enero de 2013 por $1.500.0000; 9 de enero por $1.500.000 y 10 de enero por $2.000.0000 que son referidas como recursos para un dividendo.

En resumen, entre febrero de 2012 y febrero de 2014, sólo en el Banco Security Dávalos Bachelet tuvo cargos por $150.582.786 y abonos por  $152.494.329, los cuales que no se ajustan a la versión que ha sostenido respecto de sus actividades reconocidas. Para alcanzar el nivel de fondos, Dávalos Bachelet debió haber tenido un salario líquido de al menos $6,3 millones mensuales, depositados de forma íntegra en su cuenta y no los $2,8 millones de su salario por Caval. Además en el año 2012 aún se encontraba pagando el Magíster de Gobierno y Gerencia Pública al que ingresó el año 2011 en la Universidad de Chile. Las cifras, según los antecedentes, no calzan a la fiscalía.

Entre las transacciones destacadas, figuran transferencias a Compagnon por $21.530.000, otra a su propia cuenta del Santander por $36.356.960 y a otra de sus cuentas del Bice por $16.825.533.

En tanto, Natalia Compagnon también tuvo un agitado comportamiento financiero.En el Banco Santander, la nuera de la ex Presidenta entre 2012 y 2015 tuvo abonos totales por 964.654.937 y cargos por $962.353.395.

En esta entidad mantuvo depósitos a plazo entre agosto de 2012 y agosto de 2014 por un monto total, al momento de retiro, de $ 268.077.779 . Desde enero de 2012 a mayo de 2015 tuvo depósitos en efectivo por $73.700.000, varios de ellos fueron realizados por Dávalos. El 24 de enero de 2014, por ejemplo, su esposo le depositó $6.800.000 en billetes.

En el Banco de Chile en los años 2014 y 2015 sumó abonos por $301.455.534 y cargos por $301.116.299. En los cargos hay varios cheques en 2014 a su esposo por $2.800.000 y una transferencia, que posteriormente fue devuelta, a Caval de un préstamo por sobre los $100 millones.

En su cuenta del Banco Security, las cifras fueron menores. Entre 2011 y 2012 tuvo abonos totales por $165.397.529 y cargos por $165.399.378. Desde aquí, Natalia realizó seis transferencias al ex ministro de Bachelet José Antonio Gomez. En el año 2011, el 12 de septiembre por $2 millones; el 15 de septiembre por $1 millón; el 6 de octubre por $2 millones; y el 7 de noviembre por $800 mil. En el año 2012, los depósitos fueron el 3 enero por $2 millones; el 28 de febrero por $2 millones y el 2 de mayo, por $2 millones. Hubo también transacciones a Gómez desde el Banco Santander en la misma época. Y, por cierto, también operaciones con su cónyuge y su socios.

Las platas de Caval

El Ministerio Público también encargó al OS9 un completo análisis de las arcas de Caval. Se analizaron las operaciones del Banco de Chile y el Banco Santander.

En la primera entidad, que fue donde se gestó el préstamo tras una reunión del matrimonio Dávalos-Compagnon con Andrónico Luksic, hubo en 2013 abonos por $900 mil, y cargos por $829.868. En 2014, la situación mejoró bastante. Hubo abonos por $9.190.492.802 y cargos por $9.190.608.588. Y en el año 2015, abonos por  324.525.896 y cargos por $323.862.623.

El informe de Carabineros consigna que en cuanto a egresos hay $ 297.339.413 cuyos beneficiarios no son identificados, y $95.900.000 depositados en efectivo cuya procedencia se desconoce.

En cuanto al Banco Santander, hubo en 2012 abonos por $ 884.511.478 y egresos por  $878.225.623; en 2013, los abonos fueron 996.825.498 y los egresos $1.003.088.986; en 2014, los aportes fueron de $809.479.985 y los gastos de $810.257.594; y en 2015, hubo abonos por $444.059.828 y cargos por $436.807.679

El estudio del OS-9 plantea varias cosas interesantes. Entre ellas que es preciso requerir al Banco Santander los números de cuenta, bancos y nombres de los beneficiaros de $1.565.790.073, equivalente al 50% de los cargos totales, que no han sido identificados. La Tercera PM intentó comunicarse con el abogado de Dávalos, Antonio Garafulic, pero no contestó los llamados ni mensajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here