Aumenta ingreso de niños migrantes a programas Sename

0
17

Según datos aportados por el Servicio Nacional de Menores (Sename), vía transparencia a El Mercurio de Santiago, en siete años se han triplicado los ingresos de hijos de inmigrantes a los diversos programas de protección de este servicio. Tarapacá se ubica tercera con el número de casos, pasando de 61 registros en 2010 a 146 casos a octubre de 2017.

Según el Sename, los factores para que un niño llegue a sus programas, “tienen relación con situaciones de negligencia, maltrato y abuso. Muchos padres ven a los niños y niñas como menores o de su propiedad. Aún en Chile, la sociedad valida la aplicación de castigos físicos o dar órdenes por la fuerza”, señaló el director (s) regional de Sename, Víctor Echeverría, quien agregó que dicho patrón se asocia muchas veces a como fuimos criados.

Las colectividades extranjeras, por su parte, creen que varios ingresos a los programas se deben a que existen miradas culturales distintas con respecto a la crianza de los hijos.

Choque cultural

Así lo expuso William Coca, representante de la comunidad boliviana de Tarapacá, quien reconoció que existe un porcentaje importante de violencia intrafamiliar; del padre a la madre o a los hijos, no obstante otros casos se deben a la falta de redes de protección.

“Muchas bolivianas que vienen para acá son madres solteras, entre comillas están vulnerando a la infancia porque al no tener a nadie y ahí proceden a un error de dejar a los hijos en la casa y las van a denunciar al Sename”, comentó Coca, quien enfatizó que es por una necesidad de incorporarse al mundo laboral y no por negligencia.

Una apreciación similar entregó Ángela Popo que es parte de la red Pro- migrantes de Tarapacá. “Los muchachos quedan en la casa allá (Colombia) y nos vamos a trabajar, pero aquí no se puede hacer eso. Es algo cultural. Allá en Colombia un niño te mete un berrinche y le metes un guascazo, acá no se puede hacer eso”, argumentó.

Algo con lo que les cuesta lidiar al llegar al país porque se trata de su arraigo cultural de cómo criar a los hijos. “Acá tú no puedes poner a un niño a cocinar, allá no, se levantó, ‘venga hacer el arroz, los quehaceres’, sea mujer o sea hombre”.

Infancia

Este Diario intentó conocer la visión del Consejo Nacional de la Infancia sobre la realidad de los hijos de migrantes, pero en Transparencia Activa figura que la coordinadora regional Orieta Burgos renunció al cargo en abril de 2017, sin realizarse un nuevo nombramiento.

1.297hijos de extranjeros ingresaron a un programa de protección de Sename en 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here