Existe alza de 41% en turismo de intereses especiales en la región

0
13

Tarapacá históricamente ha sido una región turística. Conocida es la postal de playa Cavancha con el fondo de la península que lleva su mismo nombre.

Junto con la Zofri conforman un deseado pack sol, playa, compra, por el que generalmente los visitantes reservan alojamientos para disfrutar las bondades de esta zona de la Primera Región.

Pero últimamente ha tomado fuerza otro tipo de turismo, el llamado turismo de intereses especiales, que por definición, es una forma de visitar un lugar sustentado en la identidad cultural, ambiental e histórica de las regiones. De esa forma lugares como Cariquima, el géiser de Puchuldiza, las termas de Mamiña, visitas al Volcán del Isluga y los geoglifos del Cerro Unita, son parte de los intereses de los nuevos viajeros que están llegando a la Primera Región.

Tipo de viajes que han crecido enormemente en la región. Según datos de Sernatur, las personas que fueron a sus oficinas de informaciones en Iquique durante el 2017, y que consultaron por destinos étnicos, rurales, termales, de aventura, montaña y ecoturismo fueron 2.257 personas, lo que comparado con 2016 creció un 41%, muy por sobre las 1.596 consultas que se recibieron en 2016 sobre estos aspectos.

Dato no menor, y que lo confirman los propios tour operadores y autoridades, los que están explotando estos nuevos nichos, y con bueno resultados.

Andrés Díaz, lleva siete meses con Sol de Tarapacá. Primero empezó ofreciendo servicios de transportes, pero -según sus propias palabras- vio todo un nicho en hacer vivir la experiencia a los turistas nacionales y extranjeros sobre las bellezas escondidas que tiene Tarapacá.

“(Queremos) unir las comunidades. Visitamos el turismo de Isluga, el pueblo de Mauque. Donde insertamos una familia, que nos entregue el desayuno, y tener la experiencia de cómo viven su cultura, cómo ancestralmente han perdurado durante el tiempo. Visitamos iglesias del siglo XVII, la laguna Arabilla, comentó el tour operador.

Europeos

Sobre quienes lideran las consultas en su agencia, Díaz afirmó que la mayoría son nacionales y algunos europeos y brasileños, que están captando desde San Pedro de Atacama.

“Queremos descentralizar lo que es San Pedro de Atacama (…) el producto estrella en Chile siempre va a ser San Pedro de Atacama, porque eso es lo que se registró como marca Chile en algún momento, y no se hizo con Isluga o con Puchuldiza. Donde la actividad del géiser, es mucho más potente que el del Tatio. Turistas que han venido y me dicen que es mucho más diverso, más lindo y más económico”, apuntó.

Servicio similar es al que apunta Cariquima Tour, quienes pertenecen a la Asociación Altiplánica de Turismo Sustentable (Altus), y los que funcionan hace seis meses entregando el denominado turismo comunitario en el poblado de la comuna de Colchane, donde visitan los géiseres y salares, pero también el viajero experimenta la experiencia de cómo se vive en esas áreas.

“Acá comparten con las cocineras aymaras, las artesanas le cuentan (a los turistas) el proceso de artesanía. Visitan las distintas artesanías (…) abrimos la iglesia y el museo de Cariquima. Algunos tour operadores de Iquique, van y destacan el atractivo turístico como un paisaje, pero cada paisaje tiene un nombre, y una historia detrás y eso es lo que nosotros tratamos de rescatar: a la cultura aymara como tal”, determinó Felipe Henríquez, encargado de Cariquima Tour.

Agregó que a la mayoría de los europeos les gusta pernoctar en las comunidades del interior, a diferencia del latino, que solo va por el día. En ese sentido, destacó que el potencial que observa en Tarapacá es mayor -para él- al de sus regiones vecinas, porque indicó que esta zona posee de costa a cordillera lugares que invitan a quedarse y explorar.

“Antofagasta tiene menos playas, Calama es pura minería, y a pesar de todo eso, los turistas atraviesan todos esos lugares para llegar a San Pedro. Nosotros tenemos una cadena enorme, desde el altiplano hasta la costa, para poder sacarle provecho”, sostuvo Henríquez.

Más que una caleta

Otros que apuestan por un turismo más histórico, son los de “Pisagua, más que una caleta”, habitantes de este pueblo costero de la comuna de Huara que pretenden desestigmatizar a este lugar de Tarapacá dando a conocer a los viajeros las riquezas que ofrece su mar, el patrimonio y su gastronomía.

“Consiste en mostrar a Pisagua desde un punto de vista diferente, por lo general la gente que viene para acá viene a ver la fosa de los detenidos desaparecidos, y nada más. Pisagua es mucho más que eso. Tenemos la cultura chinchorro, la desembocadura del río Tiliviche, el asentamiento humano que hubo entre 1.800 y 1.840. Además está el avance de lo que fue el guano blanco y el auge del salitre propiamente tal. Mostramos esa historia con un trekking, y después los llevamos al sector sur por mar, y mostramos la fauna marina, los pingüinos de Humboldt, y los lobos marinos de un pelo. Hacemos pesca deportiva”, contó Félix Parra acerca del emprendimiento.

Agregó que los más interesados en conocer las bondades pisagüinas son los mismos tarapaqueños, seguidos por los nacionales. Destino que se puede hacer por el mismo día.

Deportes

Además, hay un segmento de turistas que viene solamente a la región a hacer aventura o deporte, y bien lo saben los instructores de PuroVuelo, que tiene su casa matriz en Baquedano.

Ellos comentan que la mayoría de las veces reciben a viajeros que solo llegan a Tarapacá encandilados por la geografía que existe para hacer parapente, donde Iquique está considerado como uno de los mejores cuatro lugares del mundo para practicar esta disciplina.

“El europeo viene en mayo, junio, julio. Son puros alemanes, franceses e ingleses (…) mucha gente viene solo a volar parapente. Están dos días, después se van a Calama para irse a San Pedro”, precisó Patricio Palma, instructor de parapente de PuroVuelo con más de 24 años de experiencia en el rubro.

Pernoctaciones

Aunque todavía existe una gran desproporción en cuanto a las pernoctaciones en Tarapacá (91,5% de los viajeros duermen en Iquique), hubo un incremento de los viajeros que se alojaron al interior de la región. Un 12% crecieron los alojamientos en comunas distintas a la capital regional por parte de turistas, según la última Emat de octubre del INE.

Conjunto

Desde Sernatur Tarapacá confidenciaron que ellos están realizando capacitaciones a distintas comunidades del interior, con la idea de que estos en conjunto con los tour operadores puedan mostrar un destino al viajero y hacerlos vivir una experiencia más completa de los lugares que visitan.

“Esta semana desarrollamos el primer encuentro de turismo comunitario en Mamiña, con más de 30 localidades, con todas las localidades de los pueblos originarios (…) de manera de ir avanzando con las comunidades, porque antes de mostrar un producto tenemos que desarrollarlo estratégicamente, planificarlo e ir construyéndolos con estos pueblos y diversificar. De esa manera llegar al turismo de intereses especiales, que busca no el turismo masivo, sino que uno más vivencial y experiencial (…) la idea es hablar con los operadores locales para que hagan el enganche, y que los turistas lleguen a las comunidades y luego operen las comunidades”, mencionó la directora regional de Sernatur, Carolina Quinteros.

Termales

Otra de las iniciativas de turismo de intereses especiales que se está fabricando en la región es el llamado “Circuito Turístico Termal del Tamarugal” llevado a cabo por la Universidad Santo Tomás (UST), el que va a seleccionar las mejores aguas de este tipo con fines turísticos e incluso medicinales.

“Posicionamiento y difusión en el mercado de turismo en general, con énfasis en el de turismo de salud y belleza”, destacan desde la UST, como uno de los objetivos del proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here