INSTALARON DOS CERCHAS DE GRAN TAMAÑO EN PLANTA DE LIXIVIACIÓN DE LA SALITRERA SANTA LAURA, APUNTALANDO SU GRAN ESTRUCTURA

Momentos de máxima emoción experimentaron los equipos técnicos, de profesionales y
cuadrilla de trabajadores, de la Corporación Museo del Salitre (CMS) luego de la instalación
de las dos primeras cerchas de gran tamaño, que fueron montadas en la Planta de
Lixiviación de Santa Laura, completándose así, la segunda parte de este gran proyecto de
reposición de su cubierta, de modo de asegurar la gran estructura.
Las obras de este esperado proyecto se iniciaron en marzo de este año, con el cierre
preliminar de la zona de intervención e instalación de faenas, y preparación del trabajo con
la instalación de andamios y soportes, que permitieran los montajes posteriores. Todo el
material utilizado corresponde a pino oregón original.
La segunda etapa, cuya obra de mayor envergadura y visibilidad fue el traslado en grúa de
las dos cerchas desde la zona de faena hacia la planta, maniobra que se realizó sin
contratiempos y de acuerdo con lo presupuestado, según aseveró la ingeniera y jefa de
obras, Paula Guerrero. Añadió que la ausencia de viento facilitó los trabajos, que se
cumplieron según lo presupuestado y además, la consolidación de los equipos de trabajo
Ahora lo que resta es completar la mitad de la planta, reforzando las cerchas ya instaladas,
para iniciar luego, la intervención en la techumbre, con la instalación del palillaje. Se
presupuesta que las obras concluyan a fines de junio.
Mirja Díaz, arquitecta del Centro Nacional de Sitios del Patrimonio Mundial, Subdirección
de Fomento y Gestión Patrimonial del Servicio Nacional del Patrimonio Cultura, viene
asesorando a la Corporación Museo del Salitre desde hace años, en materia de rescate
patrimonial. Ahora específicamente en la Planta de Lixiviación de Santa Laura, única de su
tipo en el mundo, y que se mantiene en pie.
Dijo la arquitecta que una de las condicionantes más grande para la ejecución de la obra,
fue que, durante la primera etapa, “se debieron construir muchas estructuras paralelas,
tanto de apuntalamiento, para rigidizar los elementos estructurales y poder trabajar sobre
ello, como también para la seguridad de los trabajadores”.

Los recursos del actual proyecto provienen del Programa Sitios de Patrimonio Mundial. Y
nace a partir de la necesidad de reforzar la gran estructura y recambiar las piezas dañadas
por factores diversos como el paso del tiempo y lluvias no usuales registradas en la zona,
de modo de ofrecer mayor seguridad al visitante y que la impresionante Planta de
Lixiviación perdure en el tiempo.
Especialmente para que esta estructura, símbolo de lo que fue el proceso salitrero, y
edificio principal de Santa Laura, “pueda ser apreciado, conocido y comprendido por las
futuras generaciones, señaló”, señaló Patricio Díaz, director de Patrimonio de la CMS,
quien remarcó que todo el proceso de la industria del salitre tiene un impacto muy fuerte en
la zona norte y el país.
ESTUDIO DE LAS MADERAS
Previo a la ejecución de la obra, “se hizo un profundo trabajo en el análisis y diagnóstico
estructural del edificio y de las maderas, que datan de más de 150 años, para ver si éstas
resistían una intervención de esta naturaleza”, explicó Mirja Díaz, que también recordó que
una de las solicitudes del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), fue verificar la
calidad de las maderas que se utilizaron, mediante una clasificación numérica de acuerdo
con la normativa chilena.
“La clasificación resultante, después de analizar los parámetros mecánicos mediante
probetas de estas maderas en laboratorio fue superior a lo que habían estimado los
ingenieros”, concluyó la especialista, quien destacó que todo patrimonio, tiene significación
y sentido, en relación con la vida humana que se desarrolló en su entorno, como fue, en
este caso, la industria del salitre.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*