Un estudio publicado este martes en la revista «Nature», sostiene que las personas de mediana edad (entre 50 y 60 años) que duermen regularmente seis horas o menos por la noche, podrían tener más riesgo de padecer demencia en etapas posteriores de la vida.

Los trabajadores de la Región Metropolitana son los que duermen menos horas en el país 38 La investigación, que fue liderada por expertos de la Universidad de París, analizó datos de casi 8.000 adultos durante 25 años. Información disponible gracias al amplio estudio de seguimiento desarrollado por el University College London (Reino Unido), denominado «Whitehall II». Los investigadores pudieron concluir esto ya que los participantes registraron sus patrones de sueño y algunos usaron pulseras de actividad nocturna para verificar la precisión de los datos generales. En esa línea, advierten que estos resultados no establecen relación de «causa y efecto», pero sí sugieren que existe un vínculo entre la duración del sueño y riesgos en el desarrollo de la enfermedad.

Adicionalmente, detectaron que un patrón de sueño «de corta duración persistente» en personas de mediana y avanzada edad, es decir, entre 50 y 70 años, aumenta un 30% el riesgo de padecer demencia, aparte de otros factores de riesgo conocidos como el cardiometabólico o la salud mental. Los expertos recuerdan que cada año se diagnostican 10 millones de nuevos casos de demencia en todo el mundo y coincide con que la alteración del sueño es uno de los síntomas más comunes. De esta manera, destacan la importancia que tiene el control del sueño sobre la salud mental. En ese sentido, se plantea la posibilidad de que futuros estudios analicen si una mejora en ese ámbito puede contribuir a la prevención de la demencia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *